Cuatro vidas y un funeral para mi trufa de cumpleaños

Hay placeres en la vida que van indudablemente ligados a la edad y que no se entienden en otros momentos vitales. Por ejemplo, visitar un concesionario es un placer adulto que, desgraciadamente no está prohibido a los niños (debería, yo recuerdo esas visitas como una de las más refinadas torturas). Otros placeres en cambio, como que te lleven a la cama en brazos después de un viaje en coche, son propios de la infancia y, aunque técnicamente no estarían mal de mayor, ya no son lo mismo (sobre todo porque si te llevan a la cama en brazos de mayor es que estás etílico).

El fin de semana pasado fue mi cumpleaños y mi regalo (adulto) fue una visita sorpresa a Alba, un pueblo perdido de la mano de dios en el norte de Italia donde se celebraba… LA FERIA MUNDIAL DE LA TRUFA BLANCA!!! Está claro que un niño (y probablemente más de un adulto racional) podría no entender mi entusiasmo ante una carpa enorme con olor a pié pero para mí ha sido el mejor regalo del mundo. Allí me compré un tarrito minúsculo y muy caro de crema de trufa blanca 95% (que es mucho por ciento, normalmente tienen un 50, mezclado con leche o patata para abaratar) y una pequeña trufa negra natural. Bebí Barolo, Nebbiolo y Moscato d’Asti, comí raviolis de carne, tallarines, focaccia y salame al vino e hice muchas fotos a viñedos muertos de frío entre la niebla.

Lo único malo de mi pequeña trufa negra de cumpleaños es que dura poco así que he decidido usarla para hacer experimentos (todos aprobados por nutricionista) y compartir mi trufa con la gente que quiero. Una especie de regalo de cumpleaños en dirección contraria con el que espero acumular buen karma para todo el año.

Experimento #1: Huevo frito con trufa

El huevo y la trufa, como el ketchup y las patatas, parecen hechos  el uno para el otro. En Alba te vendían un plato de huevos fritos con trufa en cada esquina. Claro que, a 30 euros el plato, decidí quedarme mentalmente con la idea para repetirla en casa mientras apretaba con fuerza mi pequeña trufa en el bolsillo, no me la fueran a robar. Ricoooo

Experimento #2, #3 y #4: Mantequilla de trufa, Tapenade con trufa y Aceite de trufa

Con estos tres experimentos llegué a tres conclusiones:

  • La mantequilla de trufa es lo más rico del mundo. La receta es increíblemente sencilla pero cuando la extiendes sobre una baguette calentita te parece que pagarías mucho dinero (mucho más de lo que cuesta la trufa) por untarte inmediatamente otra tostada. Para preparar esta receta super-gourmet basta picar y rallar un cuarto de trufa sobre mantequilla en pomada (blanda porque la hemos dejado fuera), añadir una pizca de sal, mezclar todo muy bien y meter en la nevera. Con una puntita de pasta de trufa blanca está aún mejor. No sé porqué, pero la mantequilla es muy buen vehículo para el aroma de la trufa y el sabor final es casi más intenso que el de la trufa rallada directamente.
  • El tapenade de aceitunas con romero y tomillo está bueno siempre, da igual lo que le pongas. Es verdad que se nota un poco la trufa de fondo pero lo verdaderamente rico del tapenade es el olor a “Provenza” de las hierbas y eso cubre un poco el resto. También increíblemente fácil: una picadora, aceitunas (usé mitad Camporeal y mitad negras de lata), romero y tomillo frescos, un poco de sal y un poco de aceite (sin ajo, si no no habría servido de nada poner la trufa).
  • El aceite de trufa es un timo además de un peligro para la salud pública. Al principio era casi lo que más ilusión me hacía preparar pero después de leer un par de artículos sobre elbotulismo desarrollado en condiciones anaeróbicas, probar a calentar el aceite a 60 grados en un vano intento de “confitar” la trufa y acabar friéndola como si fueran patatas, me parece que el resultado no vale mucho la pena. Mucho mejor el aceite de mentira, con aromas artificiales que por lo menos no te provocarán la muerte.

Experimento #5: Congelar una trufa (y ver qué pasa, como Walt Disney)

Si hubiera sido un poco menos tacaña en aquella carpa enorme con olor a pié, podría haber probado a congelar parte de la trufa para disfrutarla en primavera. Desgraciadamente, después del huevo, el aceite, la mantequilla y el tapenade, la pequeña trufa no dio más de sí.  Está claro, tendré que volver a Alba a por más…

Tags: , ,

About barbacaos

Hola, me llamo Bárbara pero con un nombre así, que no se puede ni acortar en "Bar", ni en "Barba" ni en "Bárbara" (porque entonces no sería acortar) he acabado llamándome de las maneras más insospechadas desde "Barbacoa" hasta "Ruibarbo". De la combinación de estos dos nombres, que son a los que más cariño tengo porque me lo llaman mis amigas del colegio y las de la universidad, nació Ruibarbacaos. Ah, y lo de "caos" lo ha añadido quién me conoce bien… En este blog cuento historias, que es lo que más me gusta en el mundo, y mientras cuento historias cocino, alimento y como. Creo que no hay nada mejor que cocinar para dar de comer a otros o para uno mismo. Espero que estas historias os lleven lejos (o cerca, porque muchas son hacia dentro) y que las recetas os sirvan de inspiración para cocinar, alimentar y comer.

6 responses to “Cuatro vidas y un funeral para mi trufa de cumpleaños”

  1. Juan Andres says :

    jajajaja–me ha encantado el relato y me ha hecho esbozar una sonrisa.

    Llegué aquí porque soy trufero y me leo todo lo relativo a las trufas.
    Para la próxima temporada, no hace falta que te vayas hasta Italia…me pides alguna a mí…:)

    Saludos

    • barbacaos says :

      Me alegro un montòn🙂 Pues lo malo es que vivo en Italia, asì que no me queda màs remedio que buscarlas por aquí… Pero espero volver dentro de poco! Tu donde las encuentras en Espania? Un abrazo!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: