Chai hindú de sobremesa

Chai con galletas

En casa de mis padres (ahora “casa de los abuelos“), el Chai indio es a la sobremesa lo que la cocacola es al aperitivo.

Los aperitivos domingueros de mi familia numerosa son completamente comunistas si no anárquicos. Llega el primero, abre la nevera, encuentra cocacolas frías, sonríe satisfecho, se sirve un vaso con hielo y limón… Se aleja un momento y entonces llega otro. Se encuentra el vaso listo, sin vigilar, con esas gotitas de agua condensada sobre el cristal que indican que la cocacola está “en su punto”…. Le da un par de sorbos… llega un tercero… le da otro par… Y así empieza en mi familia la cadena de “¿Esta no era mi cocacola?”, “La había dejado exactamente aquí“, “¿Ya no quedan cocacolas frías?”, “¡Barbara, suelta mi cocacola!”. Suele acabar con una mala conciencia generalizada porque nadie sabe ya cuántas cocacolas se ha tomado y con varias miradas acusadoras sobre mí.

El té en cambio es otra historia. Es el justo, pacífico y ordenado final después de que mi madre nos haya llenado de comida y no nos podamos ni mover. Prepararlo lleva su tiempo y hay que saber cuántas personas lo van a tomar para calcular las cantidades. En general me encargo yo porque nada me gusta más que rebuscar especias por la cocina de mi madre y quejarme cuando no encuentro alguna. Pero como todo, está más bueno cuando otra persona lo prepara para tí.

Esta versión de té indio es una mezcla entre mi aspiración a reproducir el “Chai tea latte” de Starbucks y lo que aprendí de una mujer india en un curso de cocina. No siempre me sale igual y las proporciones dependen mucho de lo que te guste aunque en esta página hay una receta que seguramente sea bastante auténtica. No incluye la vainilla ni la nuez moscada, pero a eso me refiero con el toque “Starbucks”. Algunos trucos para un buen chai:

Un buen té negro o rooibos

Hay que usar un buen té negro pero no demasiado fuerte para que no cubra el sabor de las especias. También existen bolsitas preparadas que ya tienen aroma a especias como el Rooibois de Hornimans. Si el té es bueno y potente, yo pondría sólo una cucharadita por persona para que no sea muy amargo.

Los demás ingredientes

Mi versión del Chai está compuesta por 7 especias distintas. La mayoría son bastante inútiles en el día a día exceptuando algún que otro arranque de cocina exótica. Por eso, este año los Reyes Magos las han repartido entre mis tías y hermanas para que ellas también puedan prepararse un té dominguero en el trabajo.

Especias para chai

    1. Canela: Vale en rama o en polvo. Lo importante es que el bote no tenga mil años porque va perdiendo fuerza
    2. Vainilla: En sirope o en vaina está bien tener en casa porque sirve para muchas otras recetas como el pandoro o el crumble de fresas y frambuesas
    3. Jengibre en polvo: Esta es una de las especias poco útiles. Yo tengo desde hace años un botecito en casa y parece que nunca baja el nivel pero es verdad que sale en muchas recetas asiáticas así que sirve para esos arranques de exotismo de los que hablaba
    4. Cardamomo: Otra especia que en general solo se usa con un libro de cocina hindú en mano. Aun así, está buenísimo con el arroz blanco basmati hervido (añadiendo un par de granos al agua). Le da un toque aromático muy suave
    5. Nuez moscada: También se tarda siglos en gastar un solo grano de nuez moscada pero es lo más rico de la bechamel
    6. Clavo de olor: A esta especie le tengo manía. No me gusta como huele y tampoco como sabe pero reconozco que sin ella el Chai no es Chai…
    7.  Pimienta negra: Para terminar, este es el toque clave del té indio porque tiene que ser picante! Eso sí, se trata solo de un “toque” y hay que usar siempre pimienta negra, nada de rosa o blanca porque dan un sabor raro.

El modo de prepararlo:

El Chai se prepara hirviendo ½ parte de agua y ½ de leche con las especias y el azúcar a fuego lento. El azúcar es a voluntad pero este té debe ser dulce así que al menos dos cucharadas por persona. En mi casa en realidad usamos edulcorante líquido porque nos ayuda a sentirnos mejor con nosotros mismos después de la comilona.

La mezcla debe hervir durante unos 10 minutos a fuego suave y removiendo siempre porque la leche se pega. Durante esos 10 minutos hay que dar tres golpes de hervor fuerte, subiendo la temperatura y volviéndola a bajar en cuanto va a desbordar. El peligro de esta preparación es que si el té es muy fuerte y lo dejas 10 minutos acaba amargando (con el té de bolsitas se corre menos riesgo). Por eso, es una buena opción quitar el té a mitad de proceso y dejar solo las especias. Otro truco es añadir la leche más tarde para que al principio no se pegue.

Por cierto, un buen Chai tiene que tener color toffee (palabras de cocinera hindú)

Ka ananda lem! (creo)

Tags: , , ,

About barbacaos

Hola, me llamo Bárbara pero con un nombre así, que no se puede ni acortar en "Bar", ni en "Barba" ni en "Bárbara" (porque entonces no sería acortar) he acabado llamándome de las maneras más insospechadas desde "Barbacoa" hasta "Ruibarbo". De la combinación de estos dos nombres, que son a los que más cariño tengo porque me lo llaman mis amigas del colegio y las de la universidad, nació Ruibarbacaos. Ah, y lo de "caos" lo ha añadido quién me conoce bien… En este blog cuento historias, que es lo que más me gusta en el mundo, y mientras cuento historias cocino, alimento y como. Creo que no hay nada mejor que cocinar para dar de comer a otros o para uno mismo. Espero que estas historias os lleven lejos (o cerca, porque muchas son hacia dentro) y que las recetas os sirvan de inspiración para cocinar, alimentar y comer.

4 responses to “Chai hindú de sobremesa”

  1. Tina Banks says :

    Me encanta el chai tea. Lo tomaba en Londres sin parar y aquí he encontrado unas bolsas parecidas de la marca yogui tea. Pero por supuesto tu receta casera mucho mejor;)))

  2. Cotoflor1 says :

    Leyendo esta receta desde mi gélido despacho de Lunes por la mañana me he sentido ya un poco mejor, por cierto delicioso con los wafles de la foto!!!!

    • barbacaos says :

      Lo habéis preparado ya en la oficina??? El té de los reyes magos resultó ser un poco fuerte, no? Yo lo preparé con dos cucharadas el otro día y casi muero…

Trackbacks / Pingbacks

  1. Recetario | ruibarbacaos - September 24, 2014

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: