Bacalao fresco con puré de patata violeta

Bacalao con puré de patata violeta

No tomo suficiente pescado. Tampoco como nunca nada violeta y es la primera vez que frío puerro. Aun así, repetiría este receta una y otra vez porque de algún modo te hace sentir como si estuvieras en un restaurante bueno. Uno con manteles de lino, cubiertos pesados y luz tenue. Supongo que es por el sabor, que es suave y elegante o por el equilibrio de texturas pero este plato consigue parecer ambicioso y complejo cuando en realidad es bastante fácil.

Pensándolo un poco creo que nunca cocino pescado por:

  1. Miedo a que toda la casa huela a lonja o a bar del puerto
  2. Miedo a estropearlo y tener que acabar improvisando una ensalada con atún de lata
  3. Miedo a quedarme con hambre (desde que descubrí la cocina italiana, una comida sin hidratos de carbono me sabe a poco)

Es verdad que preparar salmón a la plancha cerca de la ropa tendida no es una buena idea. También es cierto que el pescado puede quedar seco si se cuece demasiado tiempo y que no te llena como un plato de pasta. Pero en mi experiencia he descubierto que si usas el horno no huele casi nada, que el pescado es más difícil de estropear de lo que parece y que si lo acompañas de patatas empieza a parecerse a un plato de verdad.

Bacalao en su punto

Tres ingredientes clave de esta receta:

1. Puré de patata violeta: Puede que sea la única persona del mundo que lo piensa, pero el puré de patata va genial con el pescado. Por lo menos con los pescados tersos como el bacalao. Para prepararlo hay que hervir unas cuantas patatas violetas en agua salada durante unos 15 minutos (también valen patatas normales, queda menos bonito pero en realidad tienen más sabor). Pelarlas, trocearlas un poco y colocarlas en un vaso de batidora. En este punto hay que añadir un chorro de leche para que la batidora pueda funcionar, un toque de aceite o un trocito de mantequilla y una pizca de nuez moscada rallada. Luego sólo queda batir y corregir la textura con un poco más de leche si hace falta. Tiene que quedar una crema más densa que líquida pero sin que sea un mazacote

2. Bacalao fresco (sin salar): Si tuviera que limpiar y cortar yo misma el pescado estoy segura de que no lo prepararía jamás. Nunca. En la vida.  Pero el pescado en porciones, limpio, troceado y congelado sólo te está pidiendo 10-12 minutos de horno a 180ºC, 6-8 minutos en la sartén. No es mucho pedir. Quizás lo más difícil sea sacarlo a tiempo del congelador y meterlo en la nevera para que esté listo cuando lo necesitas.

Yo lo preparé siguiendo las indicaciones de mi horno-microondas con el que cada día me llevo mejor (excepto cuando se reinicia y me habla en alemán) pero se puede preparar igual de bien en un horno normal siguiendo las indicaciones de páginas como esta. Lo básico es pintar con aceite una fuente de cristal, apoyar delicadamente los filetes sobre la piel, salpimentar y hornear, viendo cómo la carne va perdiendo su aspecto translúcido, cómo se va volviendo opaca pero sin que empiece a perder volumen y brillo (es decir, humedad).

3. Puerro frito: No es imprescindible pero le da un toque crujiente y aromático al plato (mantel de lino, cubiertos pesados y luz tenue). Sólo hay que cortar un trozo de puerro de 7 centímetros en tiras muy finas y freírlas durante unos segundos en aceite caliente.

Bon appetit!

Tags: , ,

About barbacaos

Hola, me llamo Bárbara pero con un nombre así, que no se puede ni acortar en "Bar", ni en "Barba" ni en "Bárbara" (porque entonces no sería acortar) he acabado llamándome de las maneras más insospechadas desde "Barbacoa" hasta "Ruibarbo". De la combinación de estos dos nombres, que son a los que más cariño tengo porque me lo llaman mis amigas del colegio y las de la universidad, nació Ruibarbacaos. Ah, y lo de "caos" lo ha añadido quién me conoce bien… En este blog cuento historias, que es lo que más me gusta en el mundo, y mientras cuento historias cocino, alimento y como. Creo que no hay nada mejor que cocinar para dar de comer a otros o para uno mismo. Espero que estas historias os lleven lejos (o cerca, porque muchas son hacia dentro) y que las recetas os sirvan de inspiración para cocinar, alimentar y comer.

Trackbacks / Pingbacks

  1. Salmón al vapor con guisantes – comida en 15 minutos | ruibarbacaos - April 1, 2014
  2. Recetario | ruibarbacaos - September 25, 2014

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: