Tortellini in brodo – sopa de tortellini de carne

Tortellini con caldo

Con que Ginebra, ehh… Con que un proyecto frenético de 2 meses a caballo entre seis países europeos ehh… Bueno, bueno, bueno suena apasionante. También suena a paliza física y a hojas Excel trabajadas sobre la mesa rebatible del asiento delantero del avión. Pero no pasa nada, porque estoy entrando en la primera fase antes de empezar un nuevo proyecto: LA NEGACIÓN.

Uno piensa que la globalización va de conocer a italianos guapos y comprar muebles suecos a las afueras de Madrid… Nadie te avisa de que cualquier día puedes acabar tú mismo como un mueble sueco, movido de un país a otro. Es el lado oscuro de la globalización, que no va de esquiar y comer fondues si no más bien de hoteles oficineros y sándwiches de room service.

Pero no pasa nada. Negación. Y como estoy hecha una descastada y una traidora, cerraré los ojos y correré a los brazos de la gran “nonna” italiana que he construido en mi cabeza con trozos de todas las abuelas de Italia. Nota mental: volver algún día a mis verdaderos orígenes y aprender a preparar como dios manda una merluza en salsa verde o un lacón con grelos.

Se podría decir que esta receta me la enseñó mi abuela boloñesa por parte de novio de hermana de amigo. Él me contó que en Bolonia las abuelas compiten para ver quién tiene el meñique más pequeño con el que preparar los tortellini (cuanto más diminutos, mejor). Me encanta la escena: un montón de señoras comparando meñiques igual que comparan en el autobús los DNIs para ver quién es más mayor.

La tradición manda hervirlos y tomarlos con un caldo de carne. Es un plato reconfortante, calentito y que te llena como si fueras un niño pequeño. Como toque personal, yo le añadí al final, además del parmesano rallado, hojas secas de salvia y un poco de pimienta. Seguro que en Bolonia es un sacrilegio pero el aroma va perfecto con el sabor a carne y le da un punto diferente.

Forma de los tortellini

Para el Caldo:

Ingredientes:

  • Un trozo de carne (aprox. 500 g, mejor sin grasa para que el caldo sea ligero y limpio)
  • Agua fría (aprox. 5 litros)
  • Un trozo de hueso de jamón o de carne
  • 2 cebollas
  • 2 zanahorias
  • 2 tomates maduros pequeños
  • 1 trozo de apio (10 centímetros para que no sepa todo a apio)
  • Sal gorda

Pasos:

  • Lavar todos los ingredientes, meterlos en una olla grande con agua fría y hervir tapado durante unas cinco horas a fuego medio-lento.
  • De vez en cuando, quitar la espuma que se forma en la superficie (prefiero no saber porqué).
  • Hay que ir probando el caldo y es genial descubrir cómo va tomando cuerpo y cómo van apareciendo los sabores, saladitos, carnosos pero de alguna manera también frescos.
  • Por último hay que colarlo y se puede dejar en la nevera toda la noche para que la grasa se solidifique en la superficie y se pueda quitar fácilmente

Para los tortellini:

Ingredientes (para 6 personas):

  • 400 gramos de harina de grano duro 0,0
  • 3 huevos grandes y un poco de agua caliente
  • 70 gramos de carne de cerdo y 70 gramos de carne de ternera cortada en trocitos y dorada en una sartén con un poco de mantequilla
  • 70 gramos de mortadela
  • 70 gramos de jamón serrano (tiene que ser tipo Parma, más salado pero mucho menos fuerte que el español para que no cubra los demás sabores)
  • 100 gramos de parmesano
  • 1 huevo
  • ½ cucharada de pan rallado
  • Nuez moscada y sal, al gusto

Pasos:

Este video está en Italiano y es un poco largo pero explica muy bien como preparar tortellini in brodo. En el minuto 9:40 se puede ver cómo cerrarlos.

  • Preparar la pasta (ver “Pasta casera, making of”) y reposar una hora
  • Triturar el jamón, la mortadela y la carne cocinada en una picadora. Añadir el resto de ingredientes y picar hasta que quede una pasta rosada (bastante poco apetecible)
  • Cortar una porción pequeña de la bola de masa reposada y preparar una lámina fina con la máquina. Tiene que ser bastante fina, más que para pasta larga. Los tortellini tienen que ser delicados y como es masa rellena y plegada no hay peligro de que quede blanda o se deshaga.
  • La masa sobrante tiene que estar tapada en todo momento para que no se seque y es mejor preparar las láminas en pequeñas tantas para no agobiarse porque una vez extendida se seca muy rápido.
  • ¡No espolvorear nunca con harina las láminas de pasta! En otras recetas es útil para evitar que se pegue pero aquí los bordes precisamente tienen que pegarse bien al plegarlos.
  • Cortar la lámina de pasta en cuadraditos de unos 3-4 centímetros, colocar un poco de relleno en medio, plegar como un pañuelo y sobre el meñique unir los dos picos hacia abajo como si abrazaran la bolita de pasta. De esta forma aparecerá un pliegue entre la masa y el relleno. Si se seca la masa, se pueden mojar los bordes con un poco de agua para ayudar a pegar.
  • Los tortellini se pueden dejar secar, congelar durante un par de meses o conservar en la nevera varios días. Luego basta hervirlos durante 3-4 minutos en el caldo, probándolos para ver cuando están listos. Es mejor dejarlos un poco al dente porque en el plato sigue cocinándose un poco en el propio caldo.

* Receta sociable: esta es otra de las recetas que es mejor preparar con más gente para no acabar desesperando. Acompañado es bastante entretenida y además te hace sentir muy auténtico, muy “Do it yourself”. En solitario es peor porque si se hacen bien los tortellini (es decir, pequeñitos) hacen falta mínimo unos 20 por persona.




Tags: , , ,

About barbacaos

Hola, me llamo Bárbara pero con un nombre así, que no se puede ni acortar en "Bar", ni en "Barba" ni en "Bárbara" (porque entonces no sería acortar) he acabado llamándome de las maneras más insospechadas desde "Barbacoa" hasta "Ruibarbo". De la combinación de estos dos nombres, que son a los que más cariño tengo porque me lo llaman mis amigas del colegio y las de la universidad, nació Ruibarbacaos. Ah, y lo de "caos" lo ha añadido quién me conoce bien… En este blog cuento historias, que es lo que más me gusta en el mundo, y mientras cuento historias cocino, alimento y como. Creo que no hay nada mejor que cocinar para dar de comer a otros o para uno mismo. Espero que estas historias os lleven lejos (o cerca, porque muchas son hacia dentro) y que las recetas os sirvan de inspiración para cocinar, alimentar y comer.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: