Conejo al horno con patatas y romero – Viaje en el tiempo

conejo 4.a

Ya ha llegado la primavera!!! Pero como voy con retraso (y con prisas) aún voy por la despedida del invierno. Y para despedirlo he tenido que ir a buscarlo, concretamente a Bérgamo a 4 horas en tren y media hora de coche de Ginebra. En lo alto de una colina, toda empedrada y amurallada y por supuesto rodeada de bruma. Nada como la bruma para auto-sugestionarse y viajar en el tiempo.

Mi plan genial para dar caza al invierno estuvo a punto de fracasar cuando después de una hora dando vueltas por “Bérgamo baja” todavía no habíamos conseguido llegar a “Bérgamo alta”. A puntito estuvimos de dar media vuelta, a 400 metros de nuestra meta, vencidos por un pequeño software de navegación de ideas erróneas y prefijadas. Entonces se nos ocurrió preguntarle a otro ser humano y en cinco minutos estábamos en lo alto de la colina. Eran las 11.30 de la noche y el cabreo irracional con el Tom-tom no se me pasó hasta que tuve un plato de quesos delante.

Como planeado, salí de Bérgamo relajada y sugestionada, con ganas de preparar un plato de caza, sencillo, caliente y aromatizado con hierbas del campo. Ah, y para la bajada no encendimos el Tom-tom. Al fin y al cabo es más fácil salir de una ciudad medieval que entrar en ella y de ninguna manera quería arriesgarme a contaminar el buen fengshui de nuestro viaje en el tiempo.

Santa Maria Maggiore, Bergamo

Conejo al horno con patatas y romero, esa fue la elección final. Cocinar caza de vuelta al siglo XXI está muy bien porque Carrefour te la limpia, te la corta y la envasa y ya no parece un conejo (alguien tiene la delicadeza de hacer desparecer la cabeza en el proceso). Así que es como cocinar pollo pero sintiéndote un poco más auténtica. En realidad el tipo de carne es parecido pero de algún modo se agradece que no sepa exactamente a pollo, a los kilos y kilos de pollo que te tomas a lo largo del año. Es como si el conejo tuviera un modo propio y original de ser una carne sosa. No sé si me explico.

Ingredientes para 6 personas:

  • 2 conejos pequeños
  • 6 patatas grandes
  • Aceite, romero y sal (y un poco de mantequilla)

Pasos:

  • Precalentar el horno a 180 grados. Limpiar las patatas, cortarlas en dados irregulares sin pelar y ponerlas en una o dos bandejas de horno. Frotarlas bien con aceite, sal y romero fresco (también se puede usar tomillo y salvia). Meter en el horno a 180 grados calor superior e inferior.
  • Salar los trozos de conejo. Dorarlos en una sartén con un poco de aceite y un poco de mantequilla (no sé si esta mezcla sirve de algo, pero me suena vagamente de alguna receta francesa). Simplemente dorar los trozos dos minutos por cada lado. Esto debería “cerrar” la carne y ayudar  a mantener los jugos dentro. Tampoco sé porqué lo sé, pero me suena de años mirando a mi madre cocinar.
  • Sacar las patatas del horno (ya llevarán unos minutos, es mejor así para evitar que el conejo esté demasiado tiempo en el horno y se seque porque las patatas tardan un poco más). Apoyar los trozos de conejo con la piel hacia arriba sobre las patatas apretando para que se hundan un poco. Añadir romero por encima
  • Hornear durante 45 minutos. Dos o tres veces durante el proceso es bueno sacar la bandeja del horno, controlar como va todo, dar la vuelta a los trozos de conejo, hundirlos un poco, remover las patatas, lo típico. Creo que el mínimo son 45 minutos y lo máximo una hora pero hay que estar atento para sacar el conejo cuando esté listo (cuando la carne se separa del hueso fácilmente) y quizás dejar las patatas un poco más si aún les falta. Sencillo, caliente y atemporal.


    conejo 2.c

Tags: , , , ,

About barbacaos

Hola, me llamo Bárbara pero con un nombre así, que no se puede ni acortar en "Bar", ni en "Barba" ni en "Bárbara" (porque entonces no sería acortar) he acabado llamándome de las maneras más insospechadas desde "Barbacoa" hasta "Ruibarbo". De la combinación de estos dos nombres, que son a los que más cariño tengo porque me lo llaman mis amigas del colegio y las de la universidad, nació Ruibarbacaos. Ah, y lo de "caos" lo ha añadido quién me conoce bien… En este blog cuento historias, que es lo que más me gusta en el mundo, y mientras cuento historias cocino, alimento y como. Creo que no hay nada mejor que cocinar para dar de comer a otros o para uno mismo. Espero que estas historias os lleven lejos (o cerca, porque muchas son hacia dentro) y que las recetas os sirvan de inspiración para cocinar, alimentar y comer.

2 responses to “Conejo al horno con patatas y romero – Viaje en el tiempo”

  1. barbacaos says :

    Dicho esto, me bajo a por un sandwich🙂

Trackbacks / Pingbacks

  1. Recetario | ruibarbacaos - September 24, 2014

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: