Los mejores bagels neoyorkinos – Comimerienda de primavera


???????????????????????????????

Ahora sí, ya ha llegado la primavera!!! Y la recibí como se merece: sentada en la última mesa libre de una terraza al sol, con los ojos entrecerrados y dando pequeños sorbos de placer a la primera cerveza “outdoors” del año. Con una sonrisa estúpida en la cara, la nariz en alto creyendo captar en al aire un sutil (muy sutil) olor a flores y repitiéndome a mí misma que había sido una buena idea salir sin abrigo, sobre todo en cuanto se apartaran del sol esas nubes.

También quise recibirla con un brunch al estilo neoyorkino aunque desde el principio se veía venir que el brunch iba ser más bien una “comimerienda” de las 4 de la tarde. Y es que uno no puede levantarse un domingo a las 11 para preparar bagels caseros y tampoco debería enredarse en la primera terraza al sol que se te cruza en el camino al salir a por salmón. Falta de orden mental que diría mi madre… y según ella “la cocina es ante todo orden mental”.

En cualquier caso, la comimerienda fue un éxito. Con esta receta de bagels se perdona casi cualquier cosa, es sencillamente perfecta. También es laboriosa pero no difícil y como ocurre con todas las masas y la levadura, sabes cuando empiezas pero no cuando vas a terminar. Aun así, el resultado final vale la pena: un maravilloso bagel neoyorkino que de tan bueno parece industrial🙂 Con un sabor a pan muy auténtico y ese toque chicloso de un bagel “comme il faut”.

Ricos bagels variados

Ingredientes (para 8 bagels medianos)

  • 2 cucharadas de levadura activa (la húmeda, como la que venden en Carrefour en cubitos)
  • 1 cucharada y media de azúcar blanco
  • 1 y ¼ taza de agua tibia (depende de la humedad ambiental, en Madrid me hizo falta 1 y ½)
  • 500 gramos de harina para pan (harina de fuerza, tipo 0,0. No es fácil de encontrar pero es esencial, con harina normal no sale)
  • 1 cucharadita y media de sal
  • Toppings: semillas de sésamo, de amapola, cebolla frita de Ikea, sal maldon…

Pasos:

1. En ½ taza de agua tibia, juntar el azúcar y la levadura. No remover. Dejar reposar durante cinco minutos y luego mezclar hasta que el azúcar y la levadura se hayan disuelto en el agua.

2. Mezclar la harina y la sal en un bol grande. Crear un hueco en el centro y verter la mezcla de levadura y azúcar.

3. Añadir el resto de agua tibia, mezclar y añadir hasta ¼ de taza más si necesario. La masa tiene que ser húmeda pero firme

4. En una encimera, amasar durante 10 minutos hasta que la masa esté suave y elástica pero firme. Un buen método es lanzarla desde lo alto con fuerza sobre la encimera, plegarla sobre sí misma y repetir. Al final, formar una bola con la masa

???????????????????????????????

5. Pintar un bol grande con aceite, colocar la bola dentro, tapar con una paño húmedo y dejar reposar una hora en un lugar cálido. Tiene que subir hasta doblar su tamaño (yo la dejé tres horas porque me enredé en una terraza y tampoco pasó nada). Dar un par de puñetazos a la masa y dejar reposar otros 10 minutos (yo la dejé media hora, en mi casa todo tarda más en levantar).

6. Dividir la masa en ocho partes. Dar a cada trozo una forma de bola redonda (es importante que sea una bola lisa, si no el bagel tendrá pliegues. Un buen método es suavizar la pelota con la mano contra la encimera, como acariciándola con fuerza, suave por arriba y con fuerza por abajo.

7. Meter un dedo en el medio de la masa y estirar hasta formar un agujero de la mitad del diámetro de la bola.

???????????????????????????????

8. Colocar en una bandeja de horno ligeramente engrasada, cubrir con un paño de cocina húmedo y dejar reposar otros 10 minutos (media hora en mi opinión). Mientras, precalentar el horno a 200ºC, calor inferior y superior.

9. En una olla grande, poner agua a hervir, bajar la temperatura y hundir los bagels en el agua. Hay que hervirlos un minuto por cada lado o dos minutos para un efecto más chicloso (más neoyorkino). En este blog los hierven en agua con azúcar, yo no lo he probado pero seguro que está buenísimo también.

10. Colocar otra vez sobre la bandeja de horno, pintar con huevo y añadir los toppings que se quiera.

11. Meter en el horno durante 20 minutos hasta que estén dorados

12. Dejar enfriar sobre una rejilla, cortar, rellenar con lo que se quiera y disfrutar

Tags: , , , , ,

About barbacaos

Hola, me llamo Bárbara pero con un nombre así, que no se puede ni acortar en "Bar", ni en "Barba" ni en "Bárbara" (porque entonces no sería acortar) he acabado llamándome de las maneras más insospechadas desde "Barbacoa" hasta "Ruibarbo". De la combinación de estos dos nombres, que son a los que más cariño tengo porque me lo llaman mis amigas del colegio y las de la universidad, nació Ruibarbacaos. Ah, y lo de "caos" lo ha añadido quién me conoce bien… En este blog cuento historias, que es lo que más me gusta en el mundo, y mientras cuento historias cocino, alimento y como. Creo que no hay nada mejor que cocinar para dar de comer a otros o para uno mismo. Espero que estas historias os lleven lejos (o cerca, porque muchas son hacia dentro) y que las recetas os sirvan de inspiración para cocinar, alimentar y comer.

Trackbacks / Pingbacks

  1. Recetario | ruibarbacaos - September 24, 2014

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: