Pasta con atún – esa gran incomprendida

Pasta con atún, aceitunas y alcaparras

Hay comidas que suenan a guarrada porque lo son y otras que suenan a guarrada por puro desconocimiento. La pizza con piña y maíz, por ejemplo, es una guarrada oficial, igual que la ensalada de tomate y chorizo de Jamie Oliver. Son sencillamente ideas perversas. Pero, ¿y la pasta con atún? Antes de vivir en Italia me parecía una mala idea. De hecho, cuando volví, reconvertida y predicando sus bondades, me encontré mucha cara suspicaz en mi camino. Y es que en España no sabemos que la pasta con atún es un arte.

El problema es que también es un plato de estudiantes. Barato y que te permite pasarte el día entero en pijama sin morir de hambre si así lo deseas porque siempre encuentras por casa un poco de pasta y una lata de atún. Claro que en Italia, el estudiante medio además suele tener en la cocina un bote de aceitunas buenas del pueblo y unas alcaparras en salazón preparadas por la madre. Ahí empiezan a cambiar las cosas…

Además, cuando el estudiante medio italiano prepara pasta sigue un ritual preciso, casi técnico, parsimonioso y sensitivo. Y ay de ti si se te ocurre echar la sal antes de tiempo al agua, picar demasiado o demasiado poco la cebolla, escoger el tipo de pasta equivocado o añadir muy pronto el atún al sofrito. Porque cocinar con “amoreee” no significa sólo “escuchar” al plato (mirar, oler, probar, cuidar) sino a menudo ser un talibán de la ejecución. Y nunca, nunca, nunca añadir queso a la pasta con pescado. Nunca!

Rigatoni con tonno

Ingredientes (para dos personas)

  • 200 gramos de pasta (Barilla, De Cecco…). Para esta receta, mejor rigatoni (foto) o spaghettis gordos
  • 1 lata mediana de atún claro en aceite
  • Media cebolla roja pequeña
  • 10 aceitunas negras (mucho mejor si son fuertes, tipo griegas, con un punto amargo)
  • 10 alcaparras lavadas
  • Medio bote de salsa de tomate frito “estilo casero” (los italianos usan puré de tomate fresco pero tarda mucho en cocinarse. Un buen tomate frito con cebolla no muy grasiento como el de Orlando vale)
  • Pimienta y sal

Pasos:

1. Poner abundante agua a hervir en una olla

2. Mientras, picar media cebolla y sofreírla en una sartén a fuego medio.

3. Añadir el tomate cuando la cebolla esté transparente, remover, añadir la salsa de tomate, las alcaparras y las aceitunas. Dejar que borbotee a fuego suave y tapado para que no salpique y no se evapore demasiado rápido. Remover de vez en cuando.

3. Cuando el agua rompa a hervir, añadir dos cucharadas de sal a la olla y meter la pasta.  Para el tiempo basta seguir a raja tabla los tiempos indicados en el paquete aunque está bien probar. Si al masticar la pasta se queda entre los dientes y en la marca del mordisco aparece una línea blanca muy pronunciada, está demasiado al dente. En cambio si al morder no ofrece ninguna resistencia elástica es que te has pasado.

4. Probar la salsa de tomate. Tiene que tener un punto un poco dulce y un sabor penetrante pero no ácido. La salsa final tiene que ser más densa que líquida pero con un aspecto húmedo y fluido. Al añadir el atún se secará un poco así que si está ya muy mazacote (porque se evaporó demasiada agua) se pueden añadir un par de cucharadas de agua de cocción de la pasta para humedecerla de nuevo.

5. Cuando falten unos 5-7 minutos para que la pasta esté lista, añadir el atún escurrido a la salsa de tomate. Añadir la pimienta, bajar el fuego, remover un minuto, apagar el fuego y tapar. El atún no debe cocerse (así es como queda indigesto) sino unirse a la salsa.

6. Colar la pasta. No hace falta que pierda toda el agua, se puede colar rápido para que mantenga humedad (sobre todo si la salsa es muy densa). Retirar la olla del fuego y devolver la pasta a la olla. Añadir la salsa y remover con fuerza unos segundos (no más, porque si no la pasta va soltando almidón con el calor y absorbiendo la salsa y pierde ligereza).

7. Servir caliente. ¿He dicho ya que jamás de los jamases se le añade queso a la pasta con pescado?

About barbacaos

Hola, me llamo Bárbara pero con un nombre así, que no se puede ni acortar en "Bar", ni en "Barba" ni en "Bárbara" (porque entonces no sería acortar) he acabado llamándome de las maneras más insospechadas desde "Barbacoa" hasta "Ruibarbo". De la combinación de estos dos nombres, que son a los que más cariño tengo porque me lo llaman mis amigas del colegio y las de la universidad, nació Ruibarbacaos. Ah, y lo de "caos" lo ha añadido quién me conoce bien… En este blog cuento historias, que es lo que más me gusta en el mundo, y mientras cuento historias cocino, alimento y como. Creo que no hay nada mejor que cocinar para dar de comer a otros o para uno mismo. Espero que estas historias os lleven lejos (o cerca, porque muchas son hacia dentro) y que las recetas os sirvan de inspiración para cocinar, alimentar y comer.

5 responses to “Pasta con atún – esa gran incomprendida”

  1. ele says :

    Lovely! ñamm ! Deseando una buena de estas a Milano… :))) o mejor me invitas a un restaurante😉

  2. Marisa Tormo says :

    Pues en mi casa era un clásico cuando mis hermanas y yo éramos pequeñas!

  3. Marta says :

    Mis mejores momentos en una cocina los he pasado viendo cocinar pasta a un “italiano talibán”, jaja, la definición es perfecta. Parecía mentira que aquella mirada que daba auténtico miedo fuera la predecesora de aquella pasta que era, para mi, puro “amore”.

    pd. a mi sí me gusta la pasta con bonita y con tu receta sospecho que me va a gustar aún más😉

Trackbacks / Pingbacks

  1. Recetario | ruibarbacaos - September 24, 2014

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: