Helado (light) de frambuesas – te quiero Jamie Oliver

Cucurucho de helado light

Está claro, hoy tampoco voy a ir al gimnasio. Y eso que llevo toda la tarde visualizándome. Pensando en dónde tengo escondidas las mallas. Imaginándome con mis zapatillas nuevas. Congratulándome por el perfecto encaje de mi plan deportivo con el calendario de lavado de pelo. Calculando la hora a la que tengo que salir del trabajo para llegar con calma al gimnasio…

… y viendo cómo pasa de largo, lenta pero inexorablemente la hora a la que tendría que haber salido para llegar al gimnasio, a secas. Porque los jefes, da igual que cambie de jefe como de camisa, todos los jefes sin distinción tiene un sexto sentido para detectar cuando tienes una buena razón para salir pronto. Y boicotearla.

Como este jefe me cae bien y no quiero odiarlo, me pongo a escribir este post mientras espero una reunión que claramente tendremos mañana. Y de todas las cosas ricas que he cocinado este fin de semana escojo la única que no me hará sentir aún peor por mi plan fallido, la única medio light: un facilísimo helado de frambuesas al estilo Jamie Oliver. 70 calorías escasas si eres comedido, hasta 100 para los generosos.

Frambuesas congeladas

Cuando mi amor por Jamie era un poco más íntimo (es decir, cuando solo lo amábamos yo, toda Inglaterra y la gente enganchada al Canal cocina) le vi preparar una receta genial de helados sin heladera (minuto 20.00) Hace falta una picadora, eso sí, pero picadora tengo. Consiste en triturar yogur junto a trocitos de cualquier  fruta congelada y un poco de miel. Las cuchillas girando frenéticamente y la temperatura de la fruta hacen el resto.

El resultado: un helado bastante cremoso para ser light, con un sabor intenso, un color precioso y el punto de dulzor que quieras (lo ideal es añadir poco a poco la fruta y la miel para ir probando). El toque “hand-made” lo dan las pepitas a medio triturar que joden un poco pero demuestran que no has salido a comprar helado y lo has esparcido en una fuente para disimular.

Ingredientes – (unas 1000 calorías redondeando por lo alto para 10-15 raciones) 

  • 5-6 bandejitas de frambuesas (600-750 gramos), metidas en el congelador al menos un día antes – 400 calorías
  • 3 yogures griegos con bajo contenido en grasa (yo usé 2%) – 375 calorías
  • 4 cucharadas colmadas de miel – 300 calorías

Preparando helado casero

Pasos:

  • Montar la trituradora (es mejor que todo esté listo cuando saquemos las frambuesas para que no se descongelen)
  • Verter el yogur y la miel en el contenedor. Se puede empezar con dos cucharadas de miel, probar y añadir más si se quiere. A mí me gusta bastante dulce
  • Empezar a triturar a velocidad alta. Por la apertura de la tapa, añadir una a una rápidamente las frambuesas. La razón para añadirlas poco a poco es no correr el riesgo de estropear la picadora que en realidad no está hecha para triturar cosas duras. Jamie Oliver ponía la fruta a lo loco al principio pero me parece un riesgo inútil (yo ya me he cargado una picadora así). De hecho, yo preparé el helado en dos tandas para no “cansar” demasiado a la máquina con demasiada cantidad (cuando la picadora vibra mucho es mala señal)
  • Probar, añadir más frambuesas o más miel hasta alcanzar el punto deseado. En general, hay que ser bastante rápidos porque el helado se derrite, sobre todo si hace calor
  • Pasar el contenido de la picadora a una fuente de cristal con una espátula. Meter en el congelador. Lo ideal es preparar este helado poco antes de comer porque cuantas más horas pasa en el congelador más se endurece y cristaliza. Un buen modo para frenar la cristalización es remover de vez en cuando con la espátula (por ejemplo, cada media hora). Este helado es una perfecta imitación del verdadero a corto plazo pero la magia no dura muchas horas porque tiene mucho menos aire incorporado en el proceso y también menos nata.

 

Tags: , , , , , ,

About barbacaos

Hola, me llamo Bárbara pero con un nombre así, que no se puede ni acortar en "Bar", ni en "Barba" ni en "Bárbara" (porque entonces no sería acortar) he acabado llamándome de las maneras más insospechadas desde "Barbacoa" hasta "Ruibarbo". De la combinación de estos dos nombres, que son a los que más cariño tengo porque me lo llaman mis amigas del colegio y las de la universidad, nació Ruibarbacaos. Ah, y lo de "caos" lo ha añadido quién me conoce bien… En este blog cuento historias, que es lo que más me gusta en el mundo, y mientras cuento historias cocino, alimento y como. Creo que no hay nada mejor que cocinar para dar de comer a otros o para uno mismo. Espero que estas historias os lleven lejos (o cerca, porque muchas son hacia dentro) y que las recetas os sirvan de inspiración para cocinar, alimentar y comer.

6 responses to “Helado (light) de frambuesas – te quiero Jamie Oliver”

  1. Tina Banks says :

    Al fin una light! Esta la pruebo seguro, aunque primero me hace falta comprar una trituradora…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: