Conchiglioni al ragú aromático de atún rojo – Pasta digna de bodas

Conchiglioni al ragù de atùn
Hablemos de bodas. Y comparemos, que es lo más divertido. Porque uno va a una boda, sí, a celebrar el amor de los novios pero también a comer (sobre todo a comer) y a observar para luego diseccionar, contar y comentar.

Mi balance de este año ha sido: 2 bodas en España, 2 bodas en Italia, 1 boda de la que me escaqueé (en Italia), 1 boda a la que no pude ir (en España) y otra que… bueno… que al final no se celebró. No cabe duda de que estoy entrando en ESA edad.  Aquí mi muy arbitrario veredicto:

Aperitivo: Italia 6/10 – España 8/10 (si estás bien posicionado)

  • En Italia, el aperitivo suele ser un buffet servido en mesas fijas. El resultado: aunque todo esté buenísimo, hacer la cola como en el cole, clavar codos a señoras respetables para que no se cuelen (o para colarte) y acabar metiendo el chal en el plato no es lo ideal.
  • En España el aperitivo con camareros y bandejas garantiza la emoción sin perder (necesariamente) la elegancia. La clave es posicionarse cerca de las cocinas, hacerse amigo de un camarero y estar atento a las manos de la gente (“Eso es una gamba?? Tu, que hay gambas!!). Otro plus: nadie tiene la certeza de cuánto has comido.

Primer plato: Italia: 9/10 – España 7/10

  • En Italia, un plato de risotto y un plato de pasta. Pero no cualquier tipo de pasta: pasta buena, fresca y con salsas caras, de esas que no te harías en casa. Suelen ser de pescado y deliciosas. Mi inspiración para el plato de hoy. La delicadeza de la carne y tanto sabor, con un toque aromático para “ocasiones especiales”.
  • En España, el primer plato suele ser una ensalada o una crema. En general riquísimo y ligero pero en la competición por el primer puesto de “boda-bacanal“, pierde puntos.

Segundo plato: Italia: 4/10 – España 10/10

  • En Italia, la coherencia temática les traiciona (boda “de pescado” es “boda de pescado”). Y es que los pescados grandes a la plancha (emperador, atún) no pueden competir con un solomillo (ni tampoco con una buena merluza en salsa o un buen bacalao confitado… barro para casa)
  • En España, solomillo, no tengo nada más que añadir.

Postre: Italia: 7/10 – España 7/10

  • En Italia, difícil difícil. Ganan en sobreabundancia y variedad. El mismo buffet del aperitivo se convierte en buffet de tartas, frutas y dulces, el paraíso en teoría, aunque al final hay muchas tartas de “relleno” tipo mousses que odio profundamente.
  • En España, tarta al plato con helado o crema. Si tienes suerte , la calidad gana a la cantidad pero no siempre… aunque para el espacio que queda en el estómago!

Removiendo con cuidado pasta enorme

Ingredientes para una pasta con atún digna de una boda (2 personas)

  • Dos filetes de atún rojo pequeños (en realidad para esta receta sería mejor usar trozos de “descarte” pero tampoco son tan fáciles de encontrar en el mundo en el que vivimos!)
  • Media cebolla roja pequeña de sabor intenso (yo usé cebollas de Tropea, dulces y potentes)
  • Media zanahoria
  • 2 cucharadas de salsa de tomate frito estilo casero
  • 1 chorrito de vino blanco
  • 1 hoja de menta grande o dos hojas pequeñas
  • 1 pellizco de canela
  • 1 pellizco de azúcar
  • Pimienta
  • Sal

Pasos

  • Poner a hervir el agua
  • Cortar la cebolla y la zanahoria en juliana fina. Para hacerlo cortar la cebolla por la mitad en vertical. Apoyar sobe la mesa, cortar en lascas y luego en daditos alineando las lascas. Para la zanahoria, lo mejor es cortar un lado para que quede una base sobre la que apoyar (la zanahoria es traicionera), luego cortar en tiras, las tiras se pueden cortar por la mitad muy fácilmente sujetándolas por una punta sobre la tabla y deslizando la punta del cuchillo por en medio. Luego basta alinear las tiras y cortarlas en daditos de 5 mm.
  • Cortar el atún en dados un poco más grandes como de 0,7-1cm. Lo mismo: cortar tiras y luego cubitos.
  • Sofreír la cebolla y  la zanahoria en una sartén grande con abundante aceite (al principio fuego muy fuerte y luego fuego medio). Remover de vez en cuando y dejar rehogar unos 5-10 minutos (hasta que la cebolla esté transparente y la zanahoria tierna pero no blandurria). No pasa nada si algunos trozos se doran más de la cuenta. Dejar reposar.

Ragù de atùn rojo

  • Añadir sal (dos cucharadas a una olla grande) al agua cuando empieza a hervir y echar los conchiglioni. Tardan unos 15 minutos en cocer pero lo mejor es seguir las indicaciones al pié de la letra, ni medio minuto más. También se pueden probar cortando un trocito del borde.
  • Poner a tostar un poco de pan rallado en un cazo. Se quema con facilidad así que hay que estar atento, mover de vez en cuando y retirar del fuego cuando empieza a oscurecerse (tarda uno o dos minutos). Ah, y es mejor pasarlo inmediatamente a un cuenco porque se puede quemar en el cazo aunque el fuego esté apagado.
  • Volver a poner a fuego fuerte la sartén con la cebolla y la zanahoria. Añadir los trozos de atún, salpimentar y remover rápidamente mezclando todo. Espolvorear una pizca de canela y las hojas de menta cortadas finamente. Añadir un chorrito de vino blanco (poco) y remover hasta que evapore. Añadir dos cucharadas de salsa de tomate, remover un par de veces al fuego para que el tomate ligue los ingredientes y dé un poco de color y humedad y dejar reposar. Probar, es fundamental probar.
  • En este momento, deberían estar listos los conchiglioni. Escurrirlos dejando un mínimo de humedad y verterlos en la sartén. Encender el fuego y remover tres o cuatro veces los conchiglioni en la salsa hasta que los trocitos de la salsa empiecen a colarse por los recovecos. Apagar el fuego.
  • Servir. Si los conchiglioni han quedado húmedos, se puede añadir una cucharadita de pan rallado tostado espolvoreada por encima. Le da un buen toque, es el sustituto del queso que no se puede poner con la pasta con pescado. Si han quedado más bien secos quizás es mejor no hacerlo porque el pan chupa humedad.

Ideal en un menù para grandes ocasiones con:

Conchiglioni con un toque de pan tostado

Tags: , , , , ,

About barbacaos

Hola, me llamo Bárbara pero con un nombre así, que no se puede ni acortar en "Bar", ni en "Barba" ni en "Bárbara" (porque entonces no sería acortar) he acabado llamándome de las maneras más insospechadas desde "Barbacoa" hasta "Ruibarbo". De la combinación de estos dos nombres, que son a los que más cariño tengo porque me lo llaman mis amigas del colegio y las de la universidad, nació Ruibarbacaos. Ah, y lo de "caos" lo ha añadido quién me conoce bien… En este blog cuento historias, que es lo que más me gusta en el mundo, y mientras cuento historias cocino, alimento y como. Creo que no hay nada mejor que cocinar para dar de comer a otros o para uno mismo. Espero que estas historias os lleven lejos (o cerca, porque muchas son hacia dentro) y que las recetas os sirvan de inspiración para cocinar, alimentar y comer.

5 responses to “Conchiglioni al ragú aromático de atún rojo – Pasta digna de bodas”

  1. Terry says :

    Questa pasta mi incuriosisce davvero… Se ho capito bene c’è sia la menta che la cannella… Intrigante!
    Grazie!

    • barbacaos says :

      Ciaooo!… sai, ho avuto un momento di “Barbara, non è che devi usare ogni pianta/spezia che hai in casa”🙂 Ma il risultato è davvero particolare, direi che non si sentono quasi ne la menta ne la cannella (ho messo poco di entrambe), il tutto sa come… come di siciliano… Prima o poi spero ci sarà anche la versione in Italiano!

  2. lirioscake says :

    hola!!! te he dejado un premio! pasate por mi blog lirioscake.com
    besos

Trackbacks / Pingbacks

  1. Recetario | ruibarbacaos - September 24, 2014

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: