Desgranando días – desgranando granadas

Granada lista para picar
Que porqué escribo sobre una granada? En realidad porque llevo dos semanas sin cocinar. Estoy atraversando una especie de fase de bloqueo del escritor en versión cocinera y creo que la causa es mi exposición nula a estímulos desde que el proyecto en el que trabajo entró en modalidad pánico (pánico en sus mejores versiones “dormir-está-sobrevalorado“, “comer-es-de-débiles” o “prueba-a-dar-vueltas-muy-ràpido-sobre-tì-mismo-este-fin-de-semana-a-ver-si-encuentras-una-soluciòn-al-problema”). Esto me ha dado que pensar.

He pensado 1. Que esta vida no es para mí. 2. Que el ser humano no es más que el reflejo versionado de los estímulos que recibe del exterior. No puede crear materia sin materia y además necesita tiempo y espacio mental para que esa materia fermente, germine, mute. Y a mí últimamente lo único que me muta y me fermenta es el humor y las cosas que dejo en la nevera de un fin de semana para otro. Qué ganas de vacaciones…

Pero volvamos a la granada y al gran placer que es desgranarla, meticulosamente, gozando de cada crujido. Las granadas son preciosas, casi mágicas y el primer grano que estalla en tu boca parece la invención genial de un chef de cocina molecular (un poco lo opuesto a una chirimoya) pero es un sabor cansino, así que no hay prisas. La mejor parte es la preparación. Poco a poco, llenar un plato de granos rojos y brillantes, imaginar que son rubíes (sí, todos pensamos lo mismo) y comerlos uno a uno hasta la saturación.

Antes de empezar mi absurdo ensayo sobre cómo pelar una granada, propongo una receta (aunque lleve semanas sin estímulos siempre puedo pescar de recuerdos de infancia). Cuando era pequeña e impresionable vi una película que me perturbó durante mucho tiempo: Como agua para chocolate. Una película sobre la cocina y el amor pasional (demasiado pasional creo para mi edad) y que acababa como el rosario de la aurora. El final me dejó perpleja, hasta entonces creía que todos los amores terminaban en boda…

Tengo curiosidad por volver a verla. Seguramente las escenas tórridas ya no me parecerán tan tórridas (o sí, porque en los años 90 no se andaban con chiquitas) y el final no me parecerá tan traumático pero sobretodo quiero volver a ver dos platos que me fascinaron en su momento: las codornices en salsa de chocolate y pétalos de rosa y los chiles en nogada con granada. Pongo aquí un link a una receta de los chiles que parece maravillosamente compleja, to do list para 2014

Miles de granitos que desgranar

Ingredientes:

  • Una granada buena. Cómo se sabe si es buena? Ni idea, pero creo que es mejor comprarla en el mes de Diciembre. Esta estaba buenísima

Pasos:

  • Coger un buen cuchillo pequeño, dos platos hondos y unas servilletas de papel. Ponerse una camiseta oscura porque salpica.
  • Cortar la parte superior de la granada como si fuera una “tapa”, un disco como de 6 centímetros de diámetro para abrir un poco la piel dura. Hay que cortar ni muy profundo ni muy poco, se tienen que ver las membranas interiores pero sin cortar demasiados granos.
  • Mirar el corte. Se ven unas membranas amarillas que dividen el interior de la granada en “alvéolos” (se dice alvéolos?). Esto parece una clase de disección de colegio americano🙂
  • Pasar la punta del cuchillo por el borde exterior de la granada siguiendo la línea de una de esas membranas interiores (la que parezca más gorda)
  • Forzar con las manos para partir la granada en dos. Hay que hacer fuerza, empujar un poco por el centro arriba, por los lados…. Puede salpicar, se puede romper algún grano. Es la parte salvaje del proceso.
  • Una vez que la granada se ha abierto en dos, empieza lo mejor. Se trata de explorar con delicadeza pero con convicción. Seguir meticulosamente la línea de las membranas más gruesas, rebuscar y encontrar, bajo finas membranas transparentes, los maravillosos grupúsculos de granos.
  • Y con el pulgar, desgranar. Con una ligera presión a la que sigue un fantástico crujido. Es el equivalente sensorial a lo que sentías de pequeño cuando estaba a punto de caerse un diente de leche, tu madre te prohibía que te lo tocaras y tu acababas arrancándolo.
  • Seguir desgranando, echando los granos limpios en un plato y los descartes en otro.
  • Al terminar, limpiar el plato bueno, que no queden trocitos de piel pegados a los granos. Dejarlo listo para comer sin mirar. Coger una manta, alquilar Como agua para chocolate y comer grano a grano, como palomitas.


Granada lista para comer

Tags: , ,

About barbacaos

Hola, me llamo Bárbara pero con un nombre así, que no se puede ni acortar en "Bar", ni en "Barba" ni en "Bárbara" (porque entonces no sería acortar) he acabado llamándome de las maneras más insospechadas desde "Barbacoa" hasta "Ruibarbo". De la combinación de estos dos nombres, que son a los que más cariño tengo porque me lo llaman mis amigas del colegio y las de la universidad, nació Ruibarbacaos. Ah, y lo de "caos" lo ha añadido quién me conoce bien… En este blog cuento historias, que es lo que más me gusta en el mundo, y mientras cuento historias cocino, alimento y como. Creo que no hay nada mejor que cocinar para dar de comer a otros o para uno mismo. Espero que estas historias os lleven lejos (o cerca, porque muchas son hacia dentro) y que las recetas os sirvan de inspiración para cocinar, alimentar y comer.

6 responses to “Desgranando días – desgranando granadas”

  1. Noelia says :

    Me encantó el ensayo! Si hay algo que aprendí la primera vez que desgrané una granada es que tenía que ponerme una especie de impermeable porque me puse perdida de pequeñas manchas rojas que luego cuesta limpiar…
    Qué recuerdos de ese libro… yo también pensaba que eso no era para mi edad, todo me parecía demasiado tórrido, jajaja. Me parece un buen plan comer granada viendo la peli de Como agua para chocolate😉
    Disfruta de las fiestas y las vacaciones!
    Bs

    • barbacaos says :

      Jajaja, a que sì? Yo tenìa la sensaciòn de que alguien iba a venir a apagar la televisiòn y a regangarme…🙂 el libro en casa no lo teníamos. Al parecer en Madrid hay un restaurante dedicado a los platos de Laura Esquivel! Pero no me acuerdo del nombre… habrà que ir😉 Un abrazo y muy felices fiestas!

      • Noelia says :

        Ohh! No tenía ni idea de ese restaurante pero investigaré para cuando pueda acercarme a Madrid😉
        Yo no me atrevía a preguntar en casa nada sobre el libro, y eso que era lectura obligatoria en el cole! Imagínate los comentarios en el recreo, jajaja… descubriendo mundo!

  2. marina says :

    Me ha encantado el post de hoy. Y no puedo estar más conforme con tu reflexión sobre los estímulos…últimamente ando falta. Espero que el espíritu navideño se apodere pronto de mi y pueda mejorar la cosa.

    Sigo en mi línea de comentarios marujiles y te cuento que en casa es un ritual ir los domingos a casa de la abuela, coger las granadas directamente del granado, colocarlas en la cesta, abrirlas, sentarnos en la terraza y pelarlas con el enano que las devora, no hay tiempo para fijarse en los rubíes… Nos encantan en ensaladas, soy poco innovadora. Le pasaré la receta a la abuela que es apasionada de los chiles.

    mil gracias por tu tiempo!!

    Felices fiestas!

    • barbacaos says :

      Yo también tengo grandes esperanzas puestas en los estímulos de la navidad, la verdad, y también en lo bien que sienta un poco de tiempo libre…

      Me encantan tus comentarios marujiles! Me parece increìble estar ya tan cerca de la edad de montar una familia propia y es muy inspirador ver que hay quién ya se ha lanzado🙂 Ademàs, todo lo que tenga que ver con comida y familia me encanta

      Tienes que ensegnarle a tu nigno una foto de un rubì ahora mismo para que la pròxima vez flipe! o ponerlo a ver blancanieves.. igual es un concepto que cuaja mejor con las nignas, jaja

      Por cierto, pienso intentar la receta de los chiles, después comparamos y seguro que gana tu abuela

      Un abrazo enorme y felices fiestas!!

  3. Terry says :

    Adoro il melograno! … ho ancora un po’ di ricette da postare con questo bellissimo frutto!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: