Por una vida más sana – Zumo de colores y bizcocho de fibra

Bizcochito fresco

Ahora en Italia están poniendo una serie inglesa que se llama “Eres lo que comes” dirigido por una nutrióloga muy mediática llamada Gillian McKeith. En la serie, la buena de Gillian se dedica a cazar pobres ingleses con sobrepeso por el supermercado y a imponerles una dieta más saludable con resultados más o menos sorprendentes.

La serie tiene dos momentos álgidos:

  1. Cuando Gill pone sobre una mesa toda la comida ingerida en una semana por el paciente. Una escena hipnótica en la que uno piensa “Ay dios, qué guarrada… pero mmmm… pero qué mal… aunque me comería esa hamburguesa ahora mismo”.
  2. Cuando Gill se pone a analizar las heces de los pacientes. La escena es más desagradable si cabe cuando los pacientes son pareja y el momento es compartido: cada uno con su tupper-ware, sentaditos en el borde de la bañera. Está claro que el rollo escatológico es una pieza clave del éxito.

No entraré en el mérito de la serie pero, como todos los realities, si quieres te hace reflexionar. A mí lo que más me ha impactado es que el color de la piel de los pacientes claramente no es como debería ser, que viven sin energía como si les faltara cuerda y que casi todos se han dado por vencidos en la batalla cotidiana de quererse a uno mismo.

Desde luego, si ese es el efecto de una alimentación sin las vitaminas y la fibra de la fruta y la verdura, yo no lo quiero para mí. Y aunque mi dieta-mediterránea-con-pequeños-excesos está muy lejos de lo que se ve en la serie, he pensado que a mi cuerpo no le vendría mal una ayuda extra para afrontar cada día al máximo.

Por eso, he empezado un pequeño proyecto que consiste en levantarme una hora antes de lo normal cada mañana (o sea, una hora y 10 minutos antes de tener que estar en el master) y prepararme un buen desayuno basado en batidos o zumos de frutas y verduras, frutos secos y semillas buenas.

Gillian trabajando

Para algunas recetas hace falta extractor de zumos, para otras trituradora y para la mayoría basta una batidora normal de mano. Estas son las fotos del primer zumo, un rico desayuno de domingo, y del bizcocho que preparé con las fibras que quedaron en el extractor para comer durante el resto de la semana.

La extractor no cuesta mucho (aquí algunos precios). Yo lo tenia ya como parte de la Kenwood. Lo único malo es que se queda toda la fibra sin usar y es una pena. Por eso he estado investigando y he encontrado esta receta de bizcocho  que no está nada mal. Es mucho más sano que un bizcocho normal (menos azúcar, menos aceite, menos harina) y el sabor es rico y especial. Si no se quiere arriesgar, mejor usar sólo la fibra de zanahoria, manzana o piña.

Ingredientes:

  • 3 naranjas
  • 1 manzana (mejor verde)
  • 4 rabanitos
  • 2 zanahorias
  • Un centímetro de raíz de jengibre

Pasos:

  • Limpiar la manzana, los rabanitos y las zanahorias. Cortar la manzana en gajos
  • Cortar y pelar el trozo de jengibre
  • Exprimir la naranja (con exprimidor o con las manos y paciencia)
  • Pasar por el extractor los demás ingredientes y mezclar el zumo resultante con el zumo de naranja
  • Beber rapidísimo!!

Centrifugando...

Ingredientes para un bizcocho de fibra de fruta y verdura

  • 200 g de fibra resultante del zumo
  • 100 ml de aceite de girasol
  • 200 g de azúcar
  • 200 g de harina
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • Opcional: aroma de vainilla, canela o trozos de nueces

(Esta vez no lo probé por falta de ingredientes pero lo intentaré con harina integral y azúcar de caña a ver qué tal)

Pasos:

  • Poner en una picadora la fibra de fruta, el aceite, los huevos y el azúcar. Triturar durante un par de minutos hasta obtener una crema lisa
  • Tamizar la harina y la levadura sobre la picadora con un colador
  • Triturar (en realidad sirve para amasar) un par de minutos más
  • Poner en un molde de bizcocho (mejor de silicona para que no se dore tanto el exterior) y meter en el horno a 180 grados durante 45 minutos (si después de 30 minutos está muy dorado por encima, cubrir con papel Albal)

 Bizcocho de fibra de fruta

Tags: , , , , , ,

About barbacaos

Hola, me llamo Bárbara pero con un nombre así, que no se puede ni acortar en "Bar", ni en "Barba" ni en "Bárbara" (porque entonces no sería acortar) he acabado llamándome de las maneras más insospechadas desde "Barbacoa" hasta "Ruibarbo". De la combinación de estos dos nombres, que son a los que más cariño tengo porque me lo llaman mis amigas del colegio y las de la universidad, nació Ruibarbacaos. Ah, y lo de "caos" lo ha añadido quién me conoce bien… En este blog cuento historias, que es lo que más me gusta en el mundo, y mientras cuento historias cocino, alimento y como. Creo que no hay nada mejor que cocinar para dar de comer a otros o para uno mismo. Espero que estas historias os lleven lejos (o cerca, porque muchas son hacia dentro) y que las recetas os sirvan de inspiración para cocinar, alimentar y comer.

2 responses to “Por una vida más sana – Zumo de colores y bizcocho de fibra”

  1. Terry says :

    Lo segno x quando mi ricompro una centrifuga. .. su ecocucina ci sono un sacco di idee x usare gli scarti🙂 ottima ricetta!

Trackbacks / Pingbacks

  1. Recetario | ruibarbacaos - September 24, 2014

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: