Archive | Uncategorized RSS for this section

Recetario, por fin

Entrantes 

Primeros o segundos vegetarianos

Pizza y panes

Pasta

Carne

Pescado

Ensaladas

Acompagnamientos

Salsas

Dulces y postres

Bebidas

Otros

Advertisements

Minientrada – Mis patatas fritas preferidas

Riquísimas patatas fritas
He aquí las patatas fritas estrella de mi hermana Marina, conocida también por sus costillas con anís estrellado (paciencia, paciencia) y el mejor arroz basmati. Hace tiempo hice un post sobre filetes con patatas y me gané sus críticas porque no estaban a la altura. Las había hecho rápido y sin pensar así que reconozco mi error y aquí están las buenas.

Las preparé para mis sobrinas a la vuelta de las clases de surf (clases de surf… en fin, yo a su edad paseaba muñecas, pero este es otro tema) y quedaron crujientitas y sabrosas. El truco (por darle un poco de bombo y misterio a la cosa) es el corte fino y el salado en crudo acompañado de un masajito. Pero vamos, por decir algo…

Buen verano!

Ingredientes:

  • Una patata grande por persona
  • Aceite de oliva de calidad media, suficiente para cubrir un dedo y medio o dos de la sartén
  • Sal

Pasos:

  • Pelar las patatas
  • Cortarlas en sentido transversal en rodajas finas, como de 2-3 milímetros con un cuchillo bueno. Mi preferido es el cuchillo ancho con mellas redondas que corta genial apoyando la punta en la tabla y dejándola bajar sobre la patata
  • Cortar las rodajas de patata en tiras finas con el mismo cuchillo, dejándolo caer rápidamente sobre las rodajas y moviendo cada vez un poquito hacia la izquierda
  • Salar las patatas cortadas con un buen pellizco de sal e impregnarlas con un masaje de manos
  • Calentar el aceite a una temperatura de 9/10, echar una patata para comprobar que el aceite está suficientemente caliente. Estará listo cuando se hagan de inmediato muchísimas burbujas en torno a la patata
  • Echar las patatas al aceite para que cubran toda la sartén pero sin superponerse demasiado entre ellas (cuanto más se superponen, menos crujientes y más blandas y aceitosas quedan… a veces están ricas así!)
  • Dejar unos 30 segundos a temperatura fuerte
  • Bajar el fuego a 7/10, dejar unos dos minutos redistribuyendo un poco las patatas si hace falta
  • Cuando las patatas pierdan blancura y estén blandas al tocar con la espumadera o empiecen a dorarse (depende de la temperatura del aceite), subir el fuego a 9/10 otra vez para un ultimo dorado de un minuto
  • Sacar del aceite con una espumadera y escurrir un poco en una fuente con papel

Filete con patatas, otra vez

Filete con patatas – autoindulgencia de madrugada

Filete a medio comer

La mayor parte de las personas asocian el filete con patatas al menú del bar que hay debajo de la oficina o a la comida de mamà (supongo que depende de los agnos que lleves trabajando).

Yo lo asocio a mi hermana mayor que cuando volvía a casa borracha los fines de semana siempre, siempre, fuera la hora que fuera, siempre, se ponía a pelar patatas y se descongelaba un filete. Algo arriesgado si vas más que contento. Un esfuerzo difícil de entender para la mayoría. En realidad, un maravilloso y decadente placer antes de irse a dormir.

La última vez que la dejé friendo patatas de madrugada yo tenía 23 años y ella… unos pocos más. Fue después de la boda de una prima. Acabábamos de llegar a casa, eran las 6 de la mañana y yo estaba muerta así que rechacé cortésmente su propuesta de sumarme al after-hours y me fui a dormir. La dejé feliz con su sartén humeante y recuerdo que pensé que eso sí que es saber vivir.

Por cierto, que el filete con patatas además de placer prohibido nocturno debe ser garantía anti-resaca porque al día siguiente, mientras toda la familia moría por las esquinas ella ya había salido a dar un paseo matutino, se había comprado su paquetito de tabaco y estaba como una rosa. Así es mi hermana y más o menos así son sus filetes.

Filete de cerca

Ingredientes

  • Filete de ternera
  • 1-2 patatas medianas
  • Aceite de oliva (vale ya utilizado, casi mejor)
  • Pan rallado
  • Aceite y sal

Pasos

  • Poner a calentar dos dedos de aceite en una cacerola pequeña a fuego fuerte pero sin que se queme (sin que salga humo)
  • Mientras, cortar las patatas en gajos de unos 5-6 milímetros de grosor.
  • Echar las patatas en el aceite muy caliente y bajar el fuego a medio. Dejar que se frían unos 7 minutos
  • Poner a calentar una sartén a fuego fuerte con un chorrito de aceite
  • Mi truco con los filetes (mi hermana los hace a la plancha genuinos) consiste en salpimentarlos (si se hacen a la plancha normal es mejor no salar aún) y espolvorearlos con un pellizco de pan rallado. Con esto no se convierten en escalope ni mucho menos, de hecho el pan rallado se pega un poco a la sartén con el poco aceite y se separa del filete. Pero a cambio, el pan absorbe toda el agua que suelta la carne y así evita que se “hierva” (que es una cosa que odio).
  • Salpimentar un lado del filete y espolvorear con un poco de pan rallado. Posar sobre la sartén muy caliente por el lado espolvoreado y mover un poco para que el pan se impregne un poco de aceite.
  • Dorar dos minutos. Salpimentar y espolvorear pan rallado sobre el otro lado, el expuesto. Dar la vuelta y dorar dos minutos más.
  • Subir el fuego de las patatas, dejarlas un minuto más para que se doren con el mayor calor y escurrir con una espumadera sobre papel de cocina
  • Disfrutar (mejor de madrugada… aunque reconozco que yo aún no lo he probado)

filete con patatas

Hello world!

Welcome to WordPress.com! This is your very first post. Click the Edit link to modify or delete it, or start a new post. If you like, use this post to tell readers why you started this blog and what you plan to do with it.

Happy blogging!